Adoptar un enfoque único y seguirlo con los estándares más altos puede ayudar a un consultorio

a lanzarse en el mercado o a crecer. La Dra. Roxanne Achong-Coan sentó las bases de su exitoso consultorio al enfocarse en 2 diferenciadores clave: la especialización y la adopción de la última tecnología.

CooperVision reconoce el papel de la innovación tecnológica a la hora de brindar atención oftalmológica de calidad y entrevistó a la Dra. Achong-Coan para conocer su opinión sobre cómo la tecnología se puede aprovechar para construir un consultorio oftalmológico.

La especialización lo distingue

La Dra. Achong-Coan es experta en lentes de contacto, en particular en la adaptación de lentes especiales y en la ortoqueratología. El énfasis en las lentes de contacto le permitió a Coan Eye Care enfocar sus costos y sus esfuerzos de capacitación, contratación y marketing en maximizar la retención de pacientes. La adopción entusiasta pero cuidadosa de nuevas tecnologías ha distinguido a Coan Eye Care aún más.

Coan Eye Care está consistentemente entre los primeros consultorios locales en adoptar todo tipo de tecnologías, como la topografía por coherencia óptica (OCT) en el dominio espectral, las membranas amnióticas para el tratamiento de trastornos en la superficie ocular, los lensómetros automáticos y los últimos tonómetros de mano. Para tomar la decisión de adquirir herramientas como estas, Coan Eye Care tiene en cuenta no solo la eficacia, la eficiencia y el costo, sino también el valor único a largo plazo que una oferta única o avanzada aporta al negocio.

Las tecnologías avanzadas pueden:

  • ampliar la gama de pacientes que se pueden tratar;
  • mejorar la fidelidad de los pacientes a través de una experiencia de diagnóstico y tratamiento superior;
  • alentar las derivaciones de profesionales más generales.
No hay problema ocular que no se pueda resolver en nuestro consultorio
Dra. Roxanne Achong-Coan

El valor a largo plazo de la inversión en tecnología

La diferenciación competitiva es un factor crítico para el éxito de una compañía, pero no es el único beneficio de absorber el costo adicional y el tiempo de capacitación que requieren las tecnologías avanzadas. La Dra. Achong-Coan y Coan Eye Care son percibidos como líderes en la región, lo cual eleva el perfil profesional de los médicos y el personal del consultorio. Eso, a su vez, ayuda a reclutar personal talentoso y cualificado que quiera trabajar para un consultorio reconocido.

“Nuestros médicos han realizado residencias en enfermedades oculares y lentes de contacto” —explica la Dra. Achong-Coan— “y juntos sumamos casi 66 años de experiencia clínica”.

Negarse a ser complaciente ayuda a mantener el crecimiento

De la mano con la capacidad para adoptar nuevas tecnologías van la energía y la ambición de no quedarse parados. La Dra. Achong-Coan ya comienza a incorporar servicios nuevos a Coan Eye Care, que incluyen la prevención, la detección  y el tratamiento de la disfunción de las glándulas de Meibomio (MGD). Esto no solo ayudará a los pacientes con ojos secos que no han encontrado soluciones adecuadas a su afección sino que también se ganará la fidelidad de los clientes gracias a una atención especializada y poco común.

El enfoque de alta tecnología no termina con el equipamiento. El consultorio de la Dra. Achong-Coan también incluye epigenética, el uso de análisis de ADN para adaptar los planes de tratamiento de los pacientes para garantizar una supervisión preventiva y un plan nutricional integral para la salud ocultar. Junto con el énfasis en adaptar lentes de contacto a las córneas más difíciles, esta estrategia rigurosa trae más amplitud y profundidad a la marca Coan Eye Care.

El resultado de estos esfuerzos es una base de clientes leal y en constante expansión, así como un personal que encuentra muy gratificante poder tratar todo tipo de afecciones difíciles.