La tecnología actual empleada en los lentes de contacto te ofrece como usuario una amplia variedad de opciones respecto del tiempo que puedes llevarlas puestas en comparación con sus predecesoras.

Los preferencias individuales de cada persona son los que dictan en gran medida cuál es el mejor esquema de uso en cada caso. Todos los lentes de contacto, ya sean diarios, quincenales o mensuales, tienen sus pros y sus contras.

En este artículo analizaremos los lentes de contacto mensuales.

¿Los lentes de contacto mensuales son adecuados para ti?

Los lentes de contacto mensuales tienen muchas ventajas:

Lentes de contacto uso prolongado

Algunos lentes de contacto mensuales se pueden llevar hasta siete días seguidos sin quitárselos.

Dormir con lentes de contacto que no estén aprobados para este uso puede suponer distintos riesgos para los ojos porque impiden la transmisión del oxígeno. Entre estos riesgos se incluyen infecciones de la córnea y neovascularización corneal, en la que los vasos sanguíneos empiezan a extenderse hacia la parte blanca del ojo.

Durante el día, el oxígeno llega a la córnea porque tenemos los ojos abiertos. Los lentes de contacto de uso prolongado mensuales y de otros tipos son normalmente lentes de hidrogel de silicona que tienen una gran permeabilidad al oxígeno: permiten transmitir un nivel de oxígeno cinco veces superior al que se transmite con los lentes de contacto estándar.

Recuerda que debes consultar a tu especialista de la visión antes de cambiar de tipo de lentes de contacto o de empezar a utilizarlos.

Menos lentes si eliges el reemplazo mensual

Los lentes de contacto mensuales pueden resultar ligeramente más baratos que los diarios puesto que hay que comprar menos lentes. Se tiran una vez transcurrido el mes en lugar de cada día, por lo que solo necesita 24 lentes de contacto al año. Para los usuarios preocupados por la ecología, esto también se traduce en menor cantidad de residuos.

Comodidad

Además de que dejan pasar más oxígeno para mantener los ojos limpios y blancos, el material de hidrogel de silicona empleado en los lentes de contacto mensuales también es más cómodo. Los ojos respiran mejor y permanecen húmedos, un equilibrio que se consigue gracias a la mejora de la tecnología de los lentes de contacto.

Lentes de contacto mensuales, quincenales o diarios: tu eliges

Recuerda que debes consultar a tu especialista de la visión antes de cambiar de tipo de lentes de contacto o de empezar a utilizarlos. El especialista comprobará que los lentes de contacto estén graduados y adaptados a tus ojos, de forma que mantengas tu vista y salud ocular en perfectas condiciones.

A la hora de elegir un esquema de uso para los lentes de contacto, la elección del esquema mensual, quincenal o diario depende en general de los preferencias personales, pero el especialista puede también orientarte para que elijas la mejor opción en función de tu estilo de vida. También vigilará tú visión durante la adaptación al nuevo tipo de lentes de contacto.

Nada de lo publicado en este artículo constituye un consejo médico ni pretende sustituir los recomendaciones de un profesional de la medicina o salud visual. Si tienes preguntas específicas, consulta a tu profesional de la visión.
Más artículos

Navega por nuestros productos