La sequedad ocular es una de las quejas más frecuentes en usuarios de lentes de contacto, sobre todo en pacientes présbitas cuya sequedad ocular aumenta con la edad.
Las lentes de contacto CooperVision son las únicas que se fabrican con un proceso exclusivo denominado PC Technology, que atrae el agua y mantiene las lentes limpias e hidratadas durante todo el día. Al permitir que la lente forme uniones de hidrógeno con el agua, esta tecnología consigue que las moléculas de agua formen realmente parte de la lente, creando una resistencia natural a la sequedad. Imita las sustancias naturales que se encuentran en el exterior de las células del ojo humano.
De hecho, las lentes de contacto Proclear son las únicas autorizadas por la FDA de EE.UU. para exhibir la indicación: «Pueden ofrecer mayor comodidad a los usuarios de lentes de contacto que sufren molestias leves o síntomas de sequedad durante el uso de lentes de contacto».