Las cataratas nublan el cristalino de nuestros ojos, impidiéndonos ver con claridad. Esto puede producirse por la acumulación de proteínas, que forman una capa nubosa sobre el cristalino.

Como podrás imaginar, esta capa reduce la cantidad de luz que entra en el ojo.

Podemos compararlo a cuando se forma condensación en el objetivo de una cámara y no podemos tomar fotografías nítidas.

Síntomas de la catarata.

Una persona con cataratas puede tener problemas para conducir de noche, ya que puede ver halos alrededor de las luces de los demás vehículos. Este deslumbramiento también se puede producir de día debido a la “visión nublada” que hemos mencionado.

Las cataratas tardan tiempo en formarse y por eso solemos asociarlas con personas de edad avanzada. Sin embargo, también pueden afectarnos a otras edades, incluso en recién nacidos.

Intervenciones quirúrgicas de la catarata

Plantearse una cirugía de catarata puede resultar un poco abrumador al principio, pero es una intervención extremadamente frecuente que se puede realizar de forma ambulatoria. Tendrás que acudir a un oftalmólogo (un cirujano oculista) para estudiar tus opciones y recomendaciones.

La intervención se realiza con anestesia local y normalmente se emplea ultrasonido para romper la catarata y que pueda volver a ver con claridad. Aunque no deja de ser una cirugía y no un maravilloso día en la playa, normalmente se trata de una intervención rápida y sencilla.

En otros casos, es posible que el cirujano inserte un cristalino artificial. Si tienes cataratas en los dos ojos, te realizarán dos intervenciones, de forma que un ojo pueda curarse por completo antes de operar el otro. De nuevo, su oftalmólogo te explicará mejor tus necesidades particulares.

Prevención de la catarata

La información obtenida en el Nurses’ Health Study ha demostrado que una dieta saludable que incluya abundante vitamina C y E, además de luteína y zeaxantina, puede ser de ayuda para prevenir las cataratas.

Por lo tanto, según este estudio y otros que se han realizado, comer verduras frescas de hoja verde y no fumar pueden ser una forma de posponer la formación de las cataratas.

¿Significa esto que si comemos muchas coles podremos revertir por completo las cataratas existentes? No. Para eso es necesario ir al oftalmólogo. Sin embargo, las coles, las espinacas y las hojas de mostaza pueden ayudar a retrasar la formación de cataratas.

Si ya tienes cataratas, consulta a tu especialista sobre las mejores opciones para tu caso. Es posible que te recomiende esperar antes de someterse a una intervención quirúrgica. Si no es esa su recomendación, no hay ningún motivo para retrasar el poder disfrutar de una visión clara. La intervención es relativamente sencilla y frecuente.

Nada de lo publicado en este artículo constituye un consejo médico ni pretende sustituir las recomendaciones de un profesional de la medicina o salud visual. Si tienes preguntas específicas, consulta a tu profesional de la visión.
Más artículos

Navega por nuestros productos