¿Tu optometrista te dijo que tienes astigmatismo? Quizás es el caso de algún miembro de la familia o usted mismo está experimentando síntomas de astigmatismo, como visión borrosa tanto de cerca como de lejos.

Si este es tu caso, no te preocupes porque no estás solo. El astigmatismo es un trastorno muy frecuente. Seguramente habrás oído hablar de él muchas veces. Pero, ¿qué es exactamente?

¿Por qué tenemos astigmatismo?

Por decirlo de una manera sencilla, el astigmatismo es un trastorno causado por el alargamiento de la córnea o el cristalino, de modo que adquieren una forma irregular.

En lugar de tener forma redonda, las córneas de las personas con astigmatismo suelen tener forma oblonga. Esto genera un error refractivo que distorsiona la luz cuando entra en los ojos. Como resultado, las imágenes se ven borrosas.

Los niños y los adultos con astigmatismo pueden tener dificultades para leer un texto o para ver los detalles de un objeto tanto de cerca como de lejos.

Nadie conoce su origen exacto. Y aunque las causas del astigmatismo pueden ser diferentes, hay un motivo que normalmente es el culpable: la herencia. Si tienes visión borrosa, echa un vistazo a tu árbol genealógico. Seguramente tus padres u otros parientes también lo tienen.

¿Es siempre hereditario el astigmatismo? No, algunas veces puede desencadenarlo un traumatismo en el ojo. Y también está el queratocono, un trastorno que hace que la córnea adopte forma de cono. Este último trastorno genera un astigmatismo más severo que puede requerir el uso de lentes de contacto especiales o cirugía, pero también es mucho menos frecuente.

Ya sea que tengas astigmatismo leve, o no tanto, necesitarás algún tipo de corrección para poder ver con nitidez. Afortunadamente, la mayoría de los tipos de astigmatismo se pueden corregir fácilmente.

¿Cómo se detecta el astigmatismo?

¿Tiene problemas para ver con claridad tanto de cerca como de lejos? ¿Tiene dolores de cabeza con frecuencia? Debes de ir al especialista. La visión borrosa no significa necesariamente que tenga astigmatismo. También puede significar otras cosas.

Con algunas pruebas rápidas (e indoloras), el especialista podrá saber si tu o algún miembro de tu familia sufre este trastorno y te indicará los pasos que tiene que dar para corregir el problema.

Cuando notes que tienes la visión borrosa, pide cita con el especialista y consulta sobre sus opciones.

Tratamiento del astigmatismo

Como hemos comentado, la mayoría de las formas de astigmatismo son fáciles de tratar. Existen diversas opciones correctivas. Algunas de ellas incluyen:

  • Gafas
  • Lentes de contacto
  • Cirugía LASIK

Ten en cuenta que no todas las opciones son iguales a la hora de corregir el astigmatismo. Si tienes más de 40 años, probablemente necesitará lentes multifocales o bifocales.

Habla con el especialista para ver cuál es la mejor opción para ti y tu estilo de vida.

Lentes de contacto para el astigmatismo

Los lentes de contacto tóricos normalmente se recetan a pacientes con astigmatismo.

Estos lentes de contacto tienen una zona más gruesa en la parte inferior para evitar que giren en el ojo. Esto ayuda a orientar la lente correctamente para ofrecer una mejor agudeza visual. También ayuda a simplificar la adaptación y el tiempo que tenemos que pasar en el especialista.

Por lo tanto, si a partir de ahora escucha mencionar la palabra “tóricos”, ya sabrás lo que significa en el mundo de los lentes de contacto.

Corregir el astigmatismo puede ser tan fácil como ir al especialista y seguir sus recomendaciones. No tengas ningún reparo en comentarle tus preferencias respecto al tipo de lentes (p. Ej.: diarias, de uso prolongado, etc.). El trabajo del especialista es ayudarte.

Nada de lo publicado en este artículo constituye un consejo médico ni pretende sustituir las recomendaciones de un profesional de la medicina o salud visual. Si tienes preguntas específicas, consulta a tu profesional de la visión.
Más artículos

Navega por nuestros productos