De acuerdo con un estudio realizado en la Escuela de Negocios de Londres, los pacientes que usan gafas y lentes de contacto son hasta 80 % más rentables que quienes usan solo gafas.1 Además, los pacientes agradecen los consejos profesionales sobre la utilidad de las lentes de contacto en ciertas situaciones en las que las gafas no son lo ideal.

Seeing Things Clearly:  The Profitability of Contact Lenses to Eye Care Practitioners, el informe de investigación de la escuela de negocios, también reveló lo siguiente:

  • Los pacientes que usan tanto lentes de contacto como gafas son más leales a su profesional de la visión.
  • Al menos 60 % de los pacientes que usan lentes de contacto también compran gafas a su profesional de la visión.

Hoy, muchas personas multidisciplinarias eligen tener sus lentes de contacto a mano junto con sus gafas para tener distintas opciones de corrección de la visión.

Sin embargo, los pacientes que han usado gafas durante mucho tiempo y nunca probaron las lentes de contacto —o las probaron en el pasado pero no quedaron satisfechos— muchas veces no conocen los avancen tecnológicos que han hecho que las lentes de contacto modernas sean tan efectivas, cómodas y fáciles de colocar.

Comenzar la discusión sobre los lentes de contacto

Dado que usted tiene una relación personal con cada uno de sus pacientes, es posible que ya conozca los factores relacionados con el estilo de vida que hacen que algunos de ellos sean buenos candidatos para usar tanto lentes de contacto como gafas.

Para estimular su reflexión y la de sus pacientes, aquí hay algunas preguntas que puede hacer a los pacientes para ayudar a comenzar la discusión sobre algunos de los beneficios frecuentemente pasados por alto de tener lentes de contacto además de gafas:

  • “¿Pasa mucho tiempo conduciendo?”

Las lentes de contacto se adaptan a la forma del ojo, por lo que le brindan un campo visual amplio. El campo visual despejado puede ayudarlo a conducir de manera más segura.2

  • “¿Le gusta cocinar en casa?”

Muchas personas dicen que no sienten tanto el tradicional ardor al cortar cebollas si llevan lentes de contacto.2

  • “¿Le gusta cambiar su estilo para ciertas ocasiones?”

Los pacientes pueden cambiar entre gafas y lentes de contacto para afector la forma en la que los demás los perciben. Muchos usuarios prefieren las gafas en el trabajo y las lentes de contacto durante el tiempo libre. Para otros, los lentes de contacto les dan más confianza en ciertos eventos, como las reuniones o las conferencias.

  • “¿Le gusta la fotografía?”

La vista a través de la lente de una cámara es mucho mejor con lentes de contacto que con gafas. Además, no existe el riesgo de rayar las gafas contra el visor.

  • “¿Le gusta correr o realizar otras actividades atléticas?”

Al realizar actividad física intensa, la transpiración puede hacer que las gafas se deslicen y se aflojen. En cambio, las lentes de contacto permanecen en su lugar incluso si el usuario corre, practica yoga o realiza otras actividades físicas.

  • “¿Alguna vez utiliza lentes que no sean sus gafas habituales?”

Los lentes de contacto pueden ayudar a los pacientes a evitar la compra de costosas gafas de seguridad recetadas. También se pueden usar bajo las gafas 3-D del cine y bajo gafas de sol no recetadas.

Luego de un largo período de usar únicamente gafas (incluso durante toda su vida) un paciente podría no pensar en los posibles beneficios de los lentes de contacto. Sin embargo, quizás le sorprenda cuán dispuestos están a tener una opción en cada una de las actividades que realizan.

Inicie la conversación: las opciones para sus pacientes son oportunidades para usted.

1 Ritson M. Which patients are more profitable? Contact Lens Spectrum. Marzo de 2006;38-42.

2 Vision Care Research. 50 reasons for wearing contact lenses. Sitio web de Vision Care Research. visioncareresearch.com/resources/50-reasons-to-wear-contact-lenses.asp. Consultado el 8 de agosto de 2016.