Teléfonos inteligentes, monitores, lectores de libros electrónicos, relojes inteligentes... De acuerdo con un estudio realizado por The Nielsen Company en 2014, un estadounidense promedio tiene 4 dispositivos digitales y pasa 60 horas a la semana utilizándolos para acceder a contenido.

El uso cotidiano y prolongado puede causar fatiga ocular digital: el malestar ocular y la perturbación visual que ocurren luego de 2 o más horas de uso de un dispositivo digital. Los síntomas más comunes y molestos de la fatiga ocular digital son el cansancio y la sequedad.1

Casi 70 % de los adultos en Estados Unidos informan haber sufrido síntomas de estrés ocular digital.2 Los adultos entre 20 y 30 años son los más afectados; 73 % de ellos informan síntomas.3

Cansancio y sequedad

Aunque la cantidad de horas que una persona usa dispositivos digitales indudablemente juega un papel importante (¡30 % de los adultos estadounidenses usan dispositivos digitales más de 9 horas al día!3), el tipo de pantalla y cambiar entre distintos dispositivos también pueden ser problemáticos para muchos usuarios. Por ejemplo, los reflejos y el resplandor pueden hacer que los usuarios entrecierren los ojos para reducir la molestia.

El resplandor, los reflejos y las variaciones de iluminación provocan problemas de parpadeo que, en última instancia, pueden causar inestabilidad y sequedad en los ojos. Existe evidencia que demuestra que el uso concentrado de la pantalla de una computadora reduce la tasa de parpadeo, lo cual perturba la distribución normal de las lágrimas y aumenta la exposición de la córnea.4

Pero la cantidad de parpadeos no es lo único que importa. Cuán completos sean los parpadeos también afecta la estabilidad de las lágrimas. Parpadear incorrectamente hace que la superficie ocular no se llegue recubrir correctamente, reduce la agudeza visual y nubla la vista.4

Los usuarios de lentes de contacto sienten esta sequedad más intensamente que quienes usan gafas.3 Hasta 85 % de los usuarios de lentes de contacto que utilizan dispositivos digitales experimentan al menos un síntoma relacionado con la sequedad, frente a 71 % en el caso de los no usuarios.2

Dado que 90 % de los pacientes no hablan con sus profesionales del cuidado de la vista sobre la molestia ocular causada por el uso de dispositivos digitales, muchos de ellos piensan que no hay nada que hacer al respecto. Es el momento de iniciar una conversación con sus pacientes. Algunas preguntas importantes sobre el estilo de vida del paciente son las siguientes:

  • ¿Qué tipos de dispositivos digitales (teléfono inteligente, tableta, computadora portátil, etc.) utiliza?
  • ¿Cuántas horas al día utiliza dispositivos digitales?
  • ¿Cómo se sienten sus ojos luego de usar dispositivos digitales durante mucho tiempo o al final de un largo día de usar dispositivos digitales?

Algunos profesionales del cuidado de la vista abordan la fatiga ocular digital mediante consejos conductuales, como parpadear más seguido, tomar descansos breves frecuentemente para observar objetos distantes (la regla 20/20/20), aumentar el tamaño del texto digital o aumentar la distancia al monitor. Sin embargo, la utilidad de los consejos de este tipo parece ser limitada porque muchas veces resultan imprácticos o los pacientes olvidan aplicarlos.

Algunos profesionales recomiendan el uso de ciertos productos, pero estos tampoco suelen resolver el problema por completo. Estos productos incluyen los filtros para pantallas, las gafas para la computadora o las lentes de contacto que abordan los síntomas relacionados con la sequedad. En el caso de los usuarios de lentes de contacto, la fatiga ocular digital podría indicar la necesidad de cambiar el material de las lentes, su diseño óptico o la solución para lentes, por lo que una conversación en profundidad con el paciente puede ser muy útil para determinar el mejor camino a seguir.

1 Meyer D, Huenink S, Rickert P, Kollbaum P, Chamberlain P. Symptoms associated with eye fatigue in soft contact lens wearers. Artículo presentado en: Reunión Anual de la Academia Estadounidense de Optometría; octubre de 2015; Nueva Orleans, Los Ángeles, EE. UU.

 2 Hall L, Coles-Brennan C. Digital eye strain: more screen time = more digital eye strain. Contact Lens Spectrum. 2015;30:38-40.

 3 Keeping up with ocular fatigue in the digital era [Clinical Education]. Contact Lens Spectrum. 2016;31:3-10.

 4 Portello JK, Rosenfield M, Chu CA. Blink rate, incomplete blinks and computer vision syndrome. Optom Vis Sci. 2013;90(5):482-487.