Los pacientes con astigmatismo necesitan lentes de contacto con distintas graduaciones ópticas en diferentes puntos que deben orientarse correctamente para corregir la visión. Las lentes tóricas de CooperVision son estables y precisas gracias al diseño de prisma lastrado optimizado (o geometría de la lente optimizada). Este tipo de diseño es multifacético para garantizar agudeza visual, calce y confort óptimos. La geometría de la lente y su amplia banda lastrada orientan rápidamente la lente para lograr mejor rendimiento y calce más sencillo. El grosor ISO horizontal uniforme también mejora la estabilidad de la lente y ofrece un calce uniforme en toda la gama de graduaciones. La gran zona óptica tórica ofrece una visión clara en toda la gama de graduaciones. Por último, la superficie lisa sin uniones también ayuda a maximizar el confort en cada parpadeo.